La felicidad de tener luz en el corazón

Mataji nos explica, con palabras cargadas de poesía y sencillez,
la clave para que la alegría y la paz se instalen en nuestras vidas.

Mire el cielo y las estrellas; escoja una, la que más le guste. Usted quiere que esta estrella sea su guía. ¡Es tan bonita!

Al verla, siente deseos de que baje, y luego piensa, verdaderamente, en bajar esta estrella lo máximo posible. Baja más y más, hasta que la siente sobre su pecho y desaparece en su corazón. Todo su ser se llena de felicidad porque éste es el día en que la estrella entró en su corazón para vivir allí.

Así es como se da cuenta de que necesita cambiar muchas cosas en su vida diaria para que esa estrella permanezca allí; si no se irá poco a poco, dejando un enorme vacío.

De pronto, se siente tan feliz sabiendo que tiene la luz en su corazón y que puede crecer más y más, brillar a través de nuestros ojos, hechos, palabras y pensamientos; ahora sabe que no estaremos nunca más solos, que siempre tenemos luz de día, nuestra luz para sacar los malos pensamientos. Y hablamos con esta luz, que es nuestra estrella y está en nuestro corazón. Quitamos lo que no tiene importancia. Si es la voluntad divina, pedimos que nos guíe para acercarnos a lo que es divino y eterno, que tenemos en esta vida y en la que sigue.

Y la luz del corazón nos lleva,
de lo irreal a lo real,
de la oscuridad a la luz,
de la muerte a la inmortalidad.
OM. Shanti. Shanti. Shanti.
Y que vivan en nuestros corazones, hoy y siempre, la luz, el amor y la paz.
Que éstas no sean solamente palabras que salen de los labios.
Que la luz invada todo nuestro ser y que todos podamos amar.

Indra Devi