Respirar bien es una fuente de salud

Respirar bien es una fuente de salud, es una garantía de fortalecer la vitalidad de nuestro cuerpo y nuestra mente favoreciendo la circulación. Es la llave y la puerta para la relajación efectiva. Con este método, aumentará el volumen y la capacidad de revitalizar su sistema respiratorio y circulatorio. Notará efectos inmediatos con sólo unos minutos que practique estos ejercicios de respiración: vitalidad celular, mejoría cutánea, oxidación de músculos y, muy especialmente, una profunda relajación. Muy recomendable para mejorar el rendimiento de su aparato digestivo, etc. Todo su metabolismo agradecerá una mejor oxidación a través de ejercicios naturales y sencillos y con técnicas relajantes y muy fáciles de aprender. Su aplicación no requiere desarrollar ejercicios previos de meditación. No necesita practicar yoga todos los días... sólo respirar.

Defectos más comunes:

1. Nuestra respiración abdominal: apenas se baja el diafragma con los que el aire que entra en los pulmones es relativamente poco.
2. La respiración costal en escasa...
3. La respiración clavicular (salvo en mujeres) es inexistente.
4. La inspiración y la exhalación no se hace a un ritmo adecuado...
5. La tensión y la falta de ejercicio nos provoca una respiración contenida, no relajada y natural.
6. La respiración no es completa, contínua... silenciosa