Respiración profunda con exhalación enérgica

La respiración profunda con exhalación enérgica es increíblemente beneficiosa para
el buen estado general de nuestro cuerpo y también ayuda a eliminar de nuestra mente y de nuestro espíritu ideas, hábitos y sensaciones que nos hacen mal.
Usted ha incorporado los hábitos del baño diario, de cepillarse los dientes y lavarse las manos con frecuencia ¿Por qué no incluir también la costumbre de ventilar sus pulmones y mantenerlos limpios? Esto le podrá evitar muchos males, ayudándolo a mantener la salud en mejor estado.

Se realiza de la siguiente manera:

Párese derecho y, lentamente, haga una inhalación profunda. Reténgala unos segundos (foto 1) y luego exhale con fuerza por la boca completamente abierta (foto 2). Repita cuatro o cinco veces. Deberá retener la respiración tan sólo durante el tiempo que pueda hacerlo sin molestias (la capacidad de retención varía mucho con cada persona). Para estar seguro de que no se está engañando a sí mismo al dejar escapar el aire cuando lo debe retener, podrá cerrar la glotis como si tragara algo. De esta manera "sellará" la garganta, evitando que el aire se escape. Pronto descubrirá que, con la práctica diaria, el período de tiempo durante el que retendrá la respiración aumentará notablemente, como sucederá también con su capacidad pulmonar.
Ahora exhale vigorosamente por la boca abierta. Esto ayuda a expulsar las materias de desecho que, de retenerse, intoxicarían el cuerpo y congestionarían los pulmones y riñones. Por tal motivo, la expulsión enérgica de la respiración es de tanta importancia como la inhalación profunda, que oxigena la sangre.



Beneficios para el cuerpo y el espíritu

La retención de la respiración se hace como parte de varios ejercicios respiratorios de Yoga, debido a que purifica la sangre, tonifica el sistema nervioso, el hígado, el estómago y otros órganos de nutrición. Además, fortifica los pulmones y todos los músculos del aparato respiratorio. También limpia los pulmones al eliminar toda partícula de aire residual viciado. La retención de la respiración descubre y reúne todas las materias de los tejidos, haciendo posible su expulsión mediante las exhalaciones vigorosas que fortifican el pecho, ayudan a eliminar la fatiga y hacen desaparecer el mal aliento cuando proviene de pulmones mal ventilados.
También se puede hacer para expulsar cualquier hábito negativo o algún problema que moleste.