El Puente o Setubandhasana

Esta es una asana (postura) muy sencilla que es recomendada para aquellas personas que sufren contínuos dolores de espalda como consecuencia de una mala postura; demás afloja las tensiones que se acumulan en esta parte del cuerpo y le brinda flexibilidad a la columna vertebral.


Mataji Indra Devi, recomendaba la práctica del puente a quienes debido a su trabajo sufren severas lumbalgias. Aún más, ella aconsejaba cortar de tanto en tanto la tarea para realizarla en algún lugar apropiado dentro del mismo ámbito laboral.

Beneficios:

Fortalece la espalda y alivia las molestias del sacro-ilíaco (si este es su problema hágala muy suave y sin movimientos bruscos)
• Flexibiliza las lumbares, asegura una excelente movilidad de la columna en dicha zona.
• Es ideal para calmar los dolores de cintura típicos de las mujeres en período de gestación.

Contraindicaciones:

• Las personas que padezcan fuertes dolores lumbares deben trabajar con las piernas separadas y elevar la pelvis hasta el punto en que pueda sentir algún malestar.

Ejecución:

1–
Posición de partida. Acostado boca arriba con ambas piernas flexionadas y los pies lo más cerca posible de los glúteos con las plantas apoyadas en el piso.
2– Apoye las manos a ambos lados del cuerpo, las palmas hacia abajo, las rodillas y los pies juntos.
3- Eleve los glúteos y la espalda del suelo, al mismo tiempo que realiza una inhalación profunda, dejando los hombros pegados al suelo.
4– Retenga la postura y la inhalación, manteniendo las plantas de los pies pegados al piso. Exhalando, baje lentamente.

Repeticiones
Repita la postura tres o cuatro veces. En caso de querer detenerse en ella, permanezca inhalando y exhalando.

Tiempo
Al comienzo, permanezca en la postura por 5 segundos; luego, vaya incrementando 1 segundo por semana.

Un dato importante
Esta postura prepara el cuerpo para la realización de asanas más avanzadas.

  » VER VIDEO