Postura del camello o Ustrasana

La postura del camello, cuyo nombre en sánscrito es Ustrasana es una de la que más practicamos en nuestras clases ya que tiene un efecto especial sobre las emociones y los estados de ánimo de los alumnos.

Beneficios:

• Esta postura afecta la glándula tiroides y las gónadas o glándulas sexuales.
• Da elasticidad a la columna vertebral y tonifica los músculos que la sostienen.
• Alivia a quienes padecen de molestias producidas por gases o estreñimiento.
• Ayuda a mejorar notablemente el cuadro de las personas que sufren por la dislocación de las vértebras o de los órganos pelvianos (uréteres, uretra, vejiga, útero y trompas de Falopio, siempre y cuando la dislocación o el prolapso no sean de grandes proporciones.
• Al abrir el pecho, es ideal para los que están afectados por el asma y cuadros de bronco espasmo.

Algunas recomendaciones:

• Los que tengan hernia de disco no deben intentar la ejecución de esta postura, así como las personas que tengan problemas de lordosis y escoliosis.
• Si se tienen molestias en las cervicales, no hay que dejar que la cabeza caiga hacia atrás.
• Durante el período menstrual no es conveniente realizarla.
• Esta postura no debe ser practicada por quienes sufren de hipertensión o de problemas coronarios serios.

Ejecución:

1–
Posición de partida Siéntese sobre sus talones con los dedos de los pies estirados; coloque las manos sobre ellos.
2– Ahora, mientras inspira profundamente, levante despacio los glúteos despegándolos de los talones y levantando la parte baja del cuerpo.
3- Mientras continúa inhalando arquee la columna vertebral, dejando caer la cabeza hacia atrás -siempre y cuando no tenga problemas de cervicales-. Trate de desplazar la pelvis lo más adelante posible. Permanezca en esta postura reteniendo la respiración mientras le quede cómodo.

4–
Exhalando vuelva a la posición original; sentándose sobre los talones, y lleve la cabeza hacia delante.

5– Para relajarse y restablecer el ritmo normal de la respiración, apoye la cabeza en el piso, los brazos pasan hacia atrás en la postura del bebé.

Para tener en cuenta
• Las personas a quienes les cuesta apoyar los empeines pueden hacerlo sobre la punta de los pies.

• Para quien no logra la inclinación total, puede realizarla con las manos apoyadas en la cintura.

• Si tiene dificultad para permanecer sobre sus rodillas puede hacerla de pie.

  » VER VIDEO