Boletin Julio / Agosto 2000
YOGA, ARTE Y CIENCIA DE VIDA
Versión PDF

EDITORIAL

Estimados lectores y alumnos:

Los cambios son una constante en nuestra vida que en su fluir, nos va presentando circunstancias o situaciones no esperadas, con las que debemos armonizarnos para encontrar el equilibrio justo que nos permita mantener nuestra paz interior.
Esto no es sencillo; nos damos golpes, a veces nos lastimamos y también podemos llegar a herir a otros. En ese recorrer del diario vivir, aprendemos, a veces muy lentamente. Pero de vez en cuando también debemos aceptar que las cosas no pueden ser siempre como nosotros lo esperábamos. Así es la vida.
Hoy llegamos hasta aquí. Hicimos las cosas lo mejor que pudimos; pero también hoy nos dimos cuenta de que queremos cambiar. Y lo tenemos que hacer con alegría.
Los cambios significan renovarnos, sacarnos la piel vieja, ideas viejas, pensamientos viejos, sufrimientos viejos y también felicidades viejas. Asumir este desafío nos permitirá ganar una nueva y renovada fe. Nuevos pensamientos, proyectos y esperanzas comienzan entonces a surgir.
Mataji Indra Devi siempre nos dice: "aprenda a vivir el eterno presente, el aquí y ahora". Y es por esta enseñanza que se ha internalizado muy profundo dentro nuestro que decidimos cambiar y que a partir del mes de agosto comenzamos a editar nuevamente nuestra revista Yoga, Arte y Ciencia de Vida. Ello nos significa un esfuerzo importante desde el punto de vista intelectual y material. Pero tenemos la firme convicción que vale la pena.
Un nuevo formato, con 16 páginas de salida bimestral y distribución gratuita, nos permitirá estar más cerca de todos ustedes.
Cambiar significa dejar atrás un pasado para colocar un presente delante de nosotros.
Hoy dejamos de recorrer un viejo camino. Damos gracias por acompañarnos, por todo lo recibido, por todo lo aprendido.
Hoy también empezamos hacer un nuevo camino. En esta nueva etapa los invitamos, si así lo desean, para que comencemos a caminarlo juntos.

Que la Luz, la Paz y Amor estén siempre presentes en nuestro camino.

Iana y David Lifar
Directores de la Fundación Indra Devi


LEIMOS PARA USTED

Indra Devi. Una mujer de tres siglos
Editorial Sudamericana. 275 págs.

Indra Devi. Una mujer de tres siglos. Esta biografía es realmente encantadora; a través de las páginas de este libro el lector tiene la impresión de que Mataji se encuentra frente a él contándole su vida. Una vida en la que supo, a través de la enseñanza del Yoga, sembrar mensajes de espiritualidad y amor.
Nacida hace más de cien años en Rusia, la revolución bolchevique y sus consecuencias la obligaron a abandonar su país de origen. Fue actriz y bailarina, recorrió Europa, pero un profundo deseo, casi una premonición, la llevó a viajar a la India, en donde aprendió Yoga con los grandes maestros de su tiempo. Por supuesto, lo verdaderamente trascendente de su historia no se limita a eso ni a haber conocido a muchas de las personalidades más importantes del siglo XX, sino al hecho de haber sabido adaptar esas enseñanzas milenarias a la forma de ser del mundo occidental.
Mujer de jóvenes ciento un años, ejemplo para muchas chicas de hoy, Mataji no sólo nos cuenta en esta obra sus sensaciones, sus experiencias, sus vivencias, sino que nos regala algunos de sus más sabios consejos.

Las Claves de la Felicidad, de Robert Holden.
Editorial Sudamericana. 252 págs.

En Las claves de la felicidad, Robert Holden, por medio de un relato personal, cálido y entretenido, nos acerca parte de las experiencias que lo llevaron a afirmar que la felicidad es posible.
Este libro, sumamente original, contiene poesías, meditaciones, algo de filosofía y ejercicios prácticos, todos con un único fin: enseñar a sus lectores las claves para llegar a la curación emocional, la aceptación de sí mismo y de los demás, lograr una óptima relación de pareja y alcanzar la tan deseada paz interior.


AGRADECIMIENTOS VIA E-MAIL

Gracias por su grata bienvenida. En estas pocas clases a las que he concurrido me he encontrado con un mundo desconocido por mí hasta este momento . Lamento contarles que el miércoles es mi última clase, ya que me estoy yendo por unos meses a Los ángeles. Necesitaría, si es que poseen esta información, saber de algún centro en dicha ciudad, con las características de su fundación, donde yo pueda seguir este camino que he descubierto.
Desde ya, muchas gracias; me encuentro a la espera de sus noticias.
Federico Tonizzo

Estimados Iana y David, muchas gracias por esta linda bienvenida. ¡Fue espectacular encontrar este cálido mensaje entre los habituales e-mails de negocios!. Desde el primer momento me sentí muy feliz entre todos ustedes, es justamente el oasis espiritual que necesito durante la semana.
Mis actividades y viajes harán que falte de vez en cuando, pero realizaré todo el esfuerzo necesario para estar junto a ustedes lo máximo posible. Afectuosos saludos, y nuevamente gracias.
Alejandro Constantini

Gracias por el mensaje. Estoy disfrutando el inicio de la actividad y de la sensación de placer que el cuerpo experimenta cuando logra unos minutos de estiramiento y energía positiva. Gracias por los buenos deseos. Ya visité la página.
Lili Blaguelman


LA PAGINA DE MATAJI

Compartiendo sus palabras...

Dice un refrán sánscrito:
"La ansiedad es la fiebre de la vida". Esas pocas palabras explican claramente la situación actual de la humanidad.

Es muy cierto que nuestra vida es febril. Pero todavía podemos hacer algo antes de que sea demasiado tarde. En vez de tratar de engañarnos con la idea de que el problema no existe ¿no sería mejor despojarnos de nuestro falso orgullo y buscar la ayuda de quienes, hace siglos, encontraron la manera de manejar ese nocivo mal, una manera que ha sido tan eficaz para miles de hombres y mujeres a lo largo de los años?
La relajación del cuerpo y de la mente siempre fue de gran importancia para el entrenamiento de los yoguis o ascetas de la India. La instrucción espiritual es la meta final para ellos y nunca se podrá alcanzar mientras el cuerpo esté rígido y la mente inestable y confusa. Por lo tanto, comiencen a disciplinar la mente, adiestrándola para que siempre se mantenga en calma y funcione con objetividad.

101 velitas

El 13 de mayo, en la intimidad y rodeada del afecto de su entorno más cercano, Mataji Indra Devi festejó su cumpleaños 101.

Vital, alegre y encantadora, parecería que para ella el tiempo no contara, sino que fuera un buen amigo que está a su lado, acompañándola, respetándola, mimándola.
La Primera Dama del Yoga, en un ambiente de genuino cariño (en el que no faltaron ni las risas ni la música ni los globos), sopló feliz, junto a David y Iana, las velitas de la inmensa torta.
Más allá de los días, más allá de los años, podemos decir que Mataji sigue siendo ese remanso de luz y amor que tanto tiene que ver con la paz y la esperanza, bienes invalorables en este mundo nuestro, globalizado, mediático y superfluo.


LOS GRANDES MAESTROS

Rabindranath Tagore

Poeta y místico bengalí (1861-1941), fue un hombre clave para la introducción de la cultura hindú en Occidente y de la occidental en la India.
Hijo del gran sabio (maharashi) Rabindranath Tagore, comenzó a escribir poesía desde muy temprano; en 1890 publica Manast (1890), una colección de poemas, entre los cuales figuran los más conocidos, que ya marcan la madurez de su genio.
En 1891 fue a administrar las propiedades de su padre en Shilaidah y Saiyadpur. Allí estuvo en contacto con la gente de pueblo, con la miseria y el atraso, temas que influyeron grandemente en su obra. Un ejemplo de esto es Galpaguccha (1912, Un atado de historias), conjunto de relatos sobre la vida cotidiana de los humildes de su tierra. También en Shilaidah se enamoró de la campaña bengalí y del río Ganges, cuya imagen se reiterará permanentemente en su obra. En esos años publicó: Soñar tari (1893, El bote dorado); Citra (1896); Caitali (, Cosecha tardía); Kalpana (Sueños) y Ksanika (ambos en 1900); Naibedya (1901, Sacrificio); y los dramas líricos: Chitrangada (1892), Malini (1895) y Chitra (1913).
Entre 1902 y 1907, la muerte de su mujer y dos de sus hijos lo sumió en una etapa de profunda tristeza en la que vieron la luz algunos de sus poemas más bellos. La versión inglesa de su conocida colección Gitanjali (1910, Ofrecimiento de canciones) le valió ganar el premio Nobel de Literatura en 1913. También le fue concedido el título de caballero en 1915, al que renunció en 1919 como protesta ante la masacre de Amritsar.
En los últimos años de su vida recorrió Europa, América, China, Japón e Indonesia, dictando conferencias.
Muchas de sus obras fueron traducidas al inglés, pero las versiones en ese idioma carecen del encanto que poseen en el original.
Sus novelas, que carecen del brillo de sus poemas y de los relatos cortos, son también notables, entre ellas la más conocida es Gora (1907-1910, traducida al inglés en 1924). Otra de sus virtudes fue la de ser un excelente compositor de música, así como un importante artista plástico bengalí.
Como hombre preocupado por la cultura y la educación de su pueblo, Tagore fundó en 1901 una escuela en Santiniketan, cerca de Bolpu y en 1921 inauguró, en esa misma ciudad, la Universidad Visva - Bharati.

Yo dormía y soñaba que la vida era alegría.
Desperté y vi que la vida era servicio.
Serví y vi que el servicio era alegría.
R.T.

Hágase tu voluntad

Mi oración, Dios mío, es ésta.
Hiere, hiere la raíz de la miseria de mi corazón.
Dame fuerzas para llevar ligero mis alegrías y mis pesares.
Dame fuerzas para que mi amor dé frutos útiles.
Dame fuerzas para no renegar nunca del pobre ni doblar la rodilla ante el poder del insolente.
Dame fuerzas para levantar mi pensamiento sobre la pequeñez cotidiana.
Dame, en fin, fuerzas para rendir mi fuerza, enamorado, a tu voluntad.
R.T.


LA RESPIRACION

"Cuando el aliento va y viene, la mente está inquieta; pero cuando el aliento se calma, también se calma la mente."
Hatha Yoga Pradipika

Muchas personas se acercan a las clases de respiración que se imparten en la Fundación, semana a semana, en cada uno de sus centros. Y cuando les preguntamos qué significa el acto de respirar son pocos los que han tomado conciencia de que respirar, sobre todas las cosas, significa vivir.
El aliento es el hilo conductor de la vida. Podemos estar muchos días sin comer o beber, pero tan sólo instantes sin respirar.
Nuestra vida comienza con la primera inhalación y termina con la última exhalación. Es decir que es una serie ininterrumpida de respiraciones y realmente muy pocas veces, a lo largo de ese proceso, nos detenemos a pensar lo importante que es. Sólo le prestamos atención cuando nos comienza a fallar o faltar.
La respiración es un elemento fundamental para nuestra práctica de Yoga. No sólo porque aporta oxígeno a la sangre y, por consiguiente, al cerebro, sino porque además ayuda a controlar el prana, la energía vital, con lo que se llegará a controlar la mente.
La mayor parte de las personas ha dejado de respirar correctamente, y su respiración es desarmoniza, inconsciente y superficial. Esto es como consecuencia de que se ve afectada por las circunstancias que rodean al individuo, ya sean físicas, emocionales o psíquicas.
Podemos señalar los siguiente tipos de respiración:
a) baja o abdominal .
b) media o intercostal.
c) alta o clavicular.
d) respiración completa que es la sumatoria
de las tres anteriores.
Esta última es la respiración que usualmente se utiliza en las clases de Yoga, tratando de llenar nuestros pulmones no sólo en su parte baja sino también en la media y alta. Tanto la inhalación como la exhalación se realizan por la nariz, lo que da como resultado el restablecimiento de la vitalidad y el aumento de la resistencia a las enfermedades.
D.L.

Mataji nos dice acerca de la Respiración:

"La respiración profunda se realiza usando los pulmones completamente. Se trata de un ejercicio, por lo tanto, no se hace todo el tiempo, pero de tanto en tanto, hay que hacerlo. Es como si se llenara un globo y luego se lo vaciara sin esfuerzo, como el movimiento de un acordeón".

"La respiración rítmica calma la mente. Una manera de realizarla es la siguiente: se inhala contando hasta cuatro y se retiene contando uno; se exhala contando hasta cuatro y se retiene contando hasta uno, y entonces se vuelve a comenzar".

"La mayoría de la gente usa la parte superior de los pulmones durante toda su vida, pero por alguna razón también tenemos la parte baja, ¿no?".


POSTURAS

La Sesión Básica

"Se denomina asana a toda postura que se pueda mantener en forma estable y confortable"
Yoga-Sutra de Patañjali

Cuando se practica el Hatha Yoga, es muy importante ajustarse a una determinada pauta de trabajo que tenga en cuenta el objetivo buscado y las características de los alumnos que la ejecutan. Por eso, podemos hablar de sesiones generales y particulares. En el primer caso, se trata de posturas que en su mayoría serán ejecutadas por todos los participantes y, en el segundo caso, se adaptarán las posturas de acuerdo con las posibilidades del practicante.
El conjunto de asanas que forman la sesión básica que desarrollaremos en cada número contiene los elementos fundamentales de la práctica cotidiana del Yoga.
Es el fruto de más de cincuenta años de experiencia que Mataji Indra Devi nos ha transmitido. Consta de una serie de ejercicios preparatorios y asanas basadas en un sólido conocimiento científico; está pensado para mantener la curvatura, la elasticidad y la tonicidad adecuada de la columna vertebral.
Hay ejercicios para los ojos, el cuello, los hombros, las manos y los brazos. Las asanas tienen propiedades preventivas, recuperativas y curativas.
Durante la secuencia, todo el cuerpo se estira, se dobla y se fortalece. Cada serie va seguida de otra que brinda un estiramiento en sentido contrario. Así como se suceden las asanas de flexión hacia atrás ­la cobra, la langosta y el arco­, después vienen las de flexión hacia adelante.
De la misma manera, cualquier asana que actúe sobre un lado del cuerpo se repite hacia el lado contrario, independientemente de que la persona esté comenzando su práctica o sea un alumno avanzado.
Las asanas no son ejercicios: son posturas que se deben mantener; se asumen en forma consciente, lenta y meditativa, acompañadas de la respiración correspondiente. Mataji nos dice siempre que tienen influencia sobre nuestros aspectos físicos, mentales y espirituales.
En lo que atañe a lo físico, las asanas ayudan a tonificar y dar flexibilidad a los músculos. Ejercen influencia directa sobre el sistema endocrino; al trabajar específicamente sobre la columna vertebral y sus articulaciones, les devuelven su movilidad y gracia originales, y actúan sobre el sistema nervioso, armonizándolo.
En lo mental, la actitud del practicante debe estar centrada en la postura asumida y su respiración. Esa concentración, a medida que va ganando en profundidad, se transformará en una meditación en la postura. Si algún pensamiento extraño se cruza por nuestra mente mientras estamos practicando, lo dejamos pasar, no lo analizamos. Si sucede que, sin advertirlo, nos desviamos de la actitud centrada en la postura y en la respiración, al darnos cuenta se debe retomar esa concentración.
En lo espiritual, las asanas producen un efecto profundo, ya que liberan del miedo, ayudan a cultivar la autoconfianza y la serenidad. Al término de una sesión de Yoga estaremos relajados y plenos de energía.
Reconocemos tres fases en cada postura: armarla, mantenerla y desarmarla. En la primera etapa, deben darse todos los pasos necesarios para llegar a la postura correctamente, no sólo en lo físico sino también con la actitud mental. La verdadera esencia del trabajo de cada asana se realiza mientras se la mantiene. A medida que uno consigue relajarse cada vez más en la postura, se puede perfecionar y lograr una mejor elongación. Para desarmarla se requiere la misma habilidad y la gracia que demandó armarla. La paciencia y la armonía serán entonces condimentos esenciales.
En los primeros pasos de su práctica, el nivel físico será en el que más sienta el trabajo, pero a medida que progrese irá tomando mayor conciencia de la circulación de la energía vital ­prana­ en su cuerpo, a esto se suma la importancia de una respiración correcta.
La sesión básica puede ser practicada por todas las personas, sin importar su edad y/o sexo y sin tener en cuenta el nivel en que se encuentren.
Lo único que hay que tener en cuenta son las patologías, limitaciones y/o enfermedades que pueda tener el alumno. En este caso, el instructor dará las indicaciones personales sobre el trabajo que se debe realizar específicamente.
No se desaliente si durante las primeras clases percibe que las posturas no le salen tan perfectas como quisiera. Eso lleva tiempo y paciencia. Es necesario aquietar la mente y, cuando lo logre, podrá relajar su cuerpo, que se hará más flexible y asumirá con mayor naturalidad las asanas.
Un modo de ayudarse es imaginar que usted está haciendo en forma perfecta cada una de las posturas de la sesión; cuanto mayor sea el poder de concentración y vivencia, más próximo estará de arribar a ese logro en su práctica.
Por sobre todas las cosas, nunca se fuerce o arriesgue a realizar posturas cuando el cuerpo aún no esté preparado. Sólo cuando logre relajarlo bien, distender naturalmente sus músculos y su mente esté en armonía, mejorará en forma progresiva la ejecución de cada asana.
Es de destacar la importancia de realizar una práctica diaria, aunque sea corta. Si bien en cada explicación trataremos de ser lo más claros y explícitos posible, nada puede reemplazar a la observación y las indicaciones efectuadas personalmente por el instructor o maestro. Por eso, consideramos muy conveniente la asistencia a clases grupales siempre que se pueda, para nutrirse no sólo del conocimiento sino también de la energía del grupo, del instructor y del lugar donde se realiza la práctica.

David Lifar

  • El Yoga no es competencia.
  • La práctica debe ser regular.
  • Deberíamos realizar en nuestra casa algo todos los días, a la misma hora
    y fuera de ella, en un centro de Yoga, por lo menos dos veces a la semana.
  • Elegir un lugar tranquilo, alejado del ruido.
  • Las horas ideales son a la mañana muy temprano o por la noche antes de
    comer. Por la mañana generalmente el cuerpo está más rígido.
  • La vestimenta debe ser suelta y cómoda, de fibras naturales, no sintéticas.
  • De ser posible, dejar los pies desnudos y tratar de no usar relojes ni joyas.
  • No se debe sentir frío, porque los músculos se pondrán tensos.
  • No ingerir alimentos y bebidas en las dos horas previas a la práctica.
  • La respiración será nasal, consciente, rítmica y adecuada a cada postura.
  • El diagrama de asanas no es algo inflexible sino que va variando e
    incorporando nuevas posturas a medida que el alumno evoluciona.
  • Cuando se va avanzando en la ejecución de las asanas, es conveniente
    trabajar con los ojos cerrados.
  • Concédase un tiempo especial que pueda dedicar sólo para usted.

LOS TEMAS DE LA IV CONVENCION NACIONAL DE YOGA

Yoga, Música y Danza

Uno de los temas que más llamó la atención del público que asistió a la IV Convención Nacional de Yoga fue el gran desafío de sumar música y danza a la práctica de Yoga.
Una idea realmente interesante que Yoga, Arte y Ciencia de Vida quiso compartir con sus lectores.

Partiendo de la base de que el Yoga es ciencia y arte de vida, y de que la música es arte y también una de las más bellas maneras de expresar la alegría de vivir, Silvia Varela (instructora de la Fundación), buscó aunar Yoga, música y danza para lograr la tan deseada armonía entre cuerpo, mente y espíritu.
¿Cuál es la razón para llevar a cabo este matrimonio? ¿En qué puede ayudar la presencia de armonías, ritmo y silencios para la realización de las distintas asanas? ¿Movimiento, danza y posturas son compatibles? ¿De qué manera?
La creadora de esta nueva alternativa nos lo explica a continuación:
¿Cómo nace la idea de introducir música en las clases de Yoga?
Hace años pude observar cómo una alumna lograba, sin demasiado esfuerzo, realizar diversas posturas a la perfección; como profesora me sentí muy bien ante tanta destreza, hasta que noté, preocupada, que de tanto en tanto miraba su reloj pulsera. ¿Qué pasaba con ella que, a pesar de que su cuerpo respondía bien a lo enseñado, no podía desprenderse psicológicamente de lo que la esperaba afuera? ¿Qué podía hacer yo para ayudar a mis alumnos a dejar de lado la vorágine de lo cotidiano? Empecé a buscar distintos caminos para que eso fuera posible y, de manera natural, surgió en mí la idea de recurrir a una bella melodía como método para aquietar la mente y el alma de quienes practican Yoga.
Consideré que la música (que es expresión y comunicación de ideas y sentimientos), podía llegar a despertar todos los sentidos de los alumnos y facilitarles una mejor concentración.
¿Cuál es la música, a su juicio, capaz de despertar nuestros sentidos?
Para mí, la música clásica es la ideal, ya que transmite una amplia gama de imágenes sumamente agradables.
La diversidad de ritmos, sumada al sonido de los distintos instrumentos utilizados para su interpretación (cuerdas, percusión, vientos), genera una multitud de sensaciones como fuerza, energía, serenidad, armonía, equilibrio, alegría, ... lentamente se van metiendo bajo la piel y dentro del alma de quien la escucha.
¿De qué manera se incorpora la danza?
El cuerpo, al dejarse llevar por la música, fluye con más naturalidad y realiza movimientos suaves y armónicos, que llevan a la postura deseada, en una especie de mágica coreografía que mucho tiene que ver con la belleza de la danza.
¿Cuál es el resultado final de esta unión de Yoga, música y danza?
A través de su práctica, la mente es estimulada por varios elementos al mismo tiempo, que van confluyendo , lo que hace que la energía se vea potenciada y fortalecida. Se despierta nuestro verdadero ser; nuestro aspecto más creativo y sensible crece y se manifiesta nuestro espíritu. Todo este proceso nos permite alcanzar una sensación de plenitud y la tan deseada armonía entre cuerpo, mente y espíritu.

La instructora Silvia Varela comienza con este curso a partir del mes de agosto en la sede de Echeverría.

Adriana Aboy


YOGA & NUTRICION

El Ghee, una fiesta para la salud

Vemos frascos de ghee en las vitrinas de los negocios dedicados a alimentación naturista y hasta
en las sedes de la Fundación Indra Devi. Oímos hablar de él, sabemos que es utilizado en Medicina Ayurveda, nos han dicho que es muy bueno.
Pero realmente, ¿qué es el ghee? Estas líneas intentan aclarar un poco nuestras dudas.

A qué llamamos ghee

El ghee, conocido como "manteca clarificada", es un producto obtenido mediante un proceso totalmente natural a partir de la manteca de vaca.
Forma parte de la alimentación del pueblo hindú desde tiempos inmemoriales; ya los antiguos textos de la ciencia védica y como el Rig Veda se refieren a él como sagrado, puro y exultante.
De sus propiedades nutricionales y medicinales podemos decir que:
- Incrementa la fertilidad - Elimina el exceso de bilis - Se lo utiliza en el tratamiento de gastritis y úlceras - Es útil durante el proceso de desintoxicación, para la anemia y los desórdenes de la sangre - Incrementa la memoria y la inteligencia - Demora el envejecimiento de los tejidos - Es bueno para los ojos, la nariz y la piel - Previene distintos tipos de enfermedades - Externamente, puede ser utilizado para el tratamiento de quemaduras y heridas cortantes.
De acuerdo al Ayurveda, medicina tradicional de la India, tiene propiedades anti pitta, anti vatta, anti kapha, por lo que ayuda al equilibro Tridosha.

¿De qué manera lo podemos consumir?

Este fantástico alimento puede ser consumido por toda la familia, niños y abuelos incluidos.
Dentro de la alimentación cotidiana, suele ser utilizado como si fuera aceite para acompañar cereales, legumbres, hortalizas y verduras cocidas; también, en estado sólido, puede ser untado como la manteca común.
La cuota diaria recomendada no debe exceder una cucharada sopera distribuida a lo largo del día.

Información científica

  • Contiene entre el 2 y el 3% de aceite linoieico, elemento al que se le atribuyen propiedades anticancerígenas.
  • Posee un 27% de aceites monoinsaturados, que están asociados a la prevención del cáncer y de enfermedades cardíacas.
  • Forma parte de su fórmula un considerable número de antioxidantes (barredores de radicales libres), así como las vitaminas A, D, E y K.
  • Su consumo no aumenta el colesterol.
  • El ghee en sí mismo no es susceptible de oxigenación, por lo que su duración es prolongada, y no es necesario guardado en la heladera.

YOGA & MEDICINA

Los Secretos del Ayurveda - Primera Parte

Ayurveda significa "conocimiento de la vida"; es un arte y ciencia que permite mantener al cuerpo y la mente en equilibrio y salud así como el Yoga prepara al cuerpo y a la mente para la liberación e iluminación del alma.

El Yoga es un método que nos ayuda a reencontrar la armonía física, mental y espiritual del ser humano y, de hecho, todo lo que tiene que ver con la salud y la alimentación le toca muy de cerca. Desde nuestros primeros pasos, esos dos temas fueron materia de constante análisis, prueba e investigación. Ya casi de entrada, en el año 1980, nos hicimos vegetarianos, dejamos las carnes, tratamos de no ingerir harinas, arroz y azúcar blanca. Con el transcuso del tiempo fuimos tratando de mejorar y perfeccionar cada vez más nuestra alimentación.
Llegamos a la década del noventa y entonces tratamos de reducir la ingesta de lácteos y comenzamos a buscar productos orgánicos.
En el año 95 acompañé a Iana al seminario que el Dr. Deepak Chopra dio en Buenos Aires. Y a partir de allí el Ayurveda entró en nuestras vidas.
Hoy realmente siento que este ancestral conocimiento esta íntimamente ligado al Yoga, a través de los Vedas, antiguas escrituras pertenecientes a la corriente filosófica del Samkhya.
Ayurveda significa "conocimiento de la vida"; es un arte y ciencia que permite mantener al cuerpo y la mente en equilibrio y salud, así como el Yoga prepara al cuerpo y a la mente para la liberación e iluminación del alma.
Al igual que el Hatha Yoga, el Ayurveda nos enseña a mantener el cuerpo físico sano y a comprender como dicha salud depende y está relacionado con la manera en que vivimos. Ambos, el Yoga y el Ayurveda, emergen de esos textos antiguos.
De acuerdo con el profesor David Frawley, "el Yoga es el lado práctico de las enseñanzas védicas mientras que el Ayurveda es el de la sanación. En la práctica ambos se superponen".
En efecto, tanto uno como otro están tan interrelacionados que algunas personas dicen que Patanjali, el primer codificador del Yoga y Caraka, el primer decodificador del Ayurveda, parecieran ser la misma persona.
En su aspecto filosófico, ambos tienen sus raíces en el Samkhya, una de las seis escuelas clásicas de la India.

Los fundamentos de la misma son:
1- Existe un estado fundamental del puro ser que está más allá de nuestra compresión intelectual y a la que cada uno conscientemente busca. Este es el estado de iluminación o de autoliberación.
2- El sufrimiento es parte de nuestras vidas por el apego de nuestro ego o auto-identidad (ahamkara).
3- El camino para terminar con el sufrimiento es el camino de la disolución o trascender nuestro ego. Para lograrlo, todos los temores, enojos y apegos deben erradicarse.
4- Además debemos vivir una vida pura y ética.
5- Cualquier perturbación en nuestra mente o cuerpo interfiere en el avance hacia la meta. El Ayurveda es la ciencia que le permite a las fuerzas biológicas mantenerse en equilibrio; entonces la mente y el cuerpo estarán sanos.

Fundamentos del Ayurveda

La fuerza universal de la vida, de acuerdo al Ayurveda, se manifiesta como tres diferentes formas de energía o doshas, conocidas como vata, pitta y kapha. Cada uno de nosotros está hecho por una única combinación de estas tres fuerzas. Esta combinación única fue determinada al momento de la concepción y es nuestra constitución o prakriti.
Las tres doshas varían constantemente de acuerdo con nuestro ambiente, la dieta, las estaciones, el clima, la edad y muchos otros factores. El estado actual de las tres doshas casi siempre manifiesta nuestro desequilibrio o vikruti.
Desde el momento en que cada uno de nosotros tiene una única constitución y un único desequilibrio, el camino para restablecerlo también será único.
Las tres doshas están generalmente descriptas en los términos de los cinco elementos: tierra, aire, fuego, agua y éter.
Vata esta basada en el aire y el éter. Al igual que el viento es liviano, seco, frío y con capacidad de movimiento.
Pitta esta basada en fuego, el metabolismo y la energía reproductiva. Está considerada predominantemente fuego, como caliente, liviana, ni seca ni húmeda.
No se mueve por sí sola pero fácilmente la mueve el viento (Vata).
Se dice que kapha está compuesta de agua y tierra, que cuando se mezclan forman el barro. Gobierna las funciones concernientes a la estructura del cuerpo. Es pesada, húmeda, fría y estable.
Las doshas fluctúan constantemente. Cuando se mueven fuera del equilibrio, afectan áreas específicas de nuestro cuerpo de forma muy particular.
Por ejemplo, cuando vata está fuera de equilibrio, generalmente en exceso, estamos sufriendo enfermedades en el intestino delgado, como constipación y gases, además de problemas en el sistema nervioso, el sistema inmunológico y las articulaciones.
Cuando hay exceso de pitta, estamos predispuestos a enfermedades en el intestino grueso, como diarreas, además de problemas en hígado, tiroides, sangre, ojos y piel.
Cuando hay exceso de kapha, podemos llegar a sufrir enfermedades en nuestro estómago, pulmones, mucosidad, además de problemas en la metabolización del agua.
Recordemos este principio básico: cuando están trabajando las doshas, así como una se incrementa, la otra disminuye. En otras palabras, los alimentos, el tiempo y situaciones que tienen similares características que la dosha la incrementaran; a las que tienen características contrarias las disminuirán.
Conociendo esto usted puede ajustar su práctica de Yoga, dieta y cualquier otro factor de manera tal que pueda establecer y crear la armonía y el balance interior.
En nuestro último retiro en octubre de 1997, en nuestros encuentros con el Dr. Sharma, nos hacía referencia a la importancia de combinar la dieta y la práctica del Ayurveda con la del Yoga, ya que una y otra estan íntimamente ligadas.
En cada uno de los tratamientos que él prescribe, automáticamente le recomienda ciertas asanas que, en forma complementaria, favorecen el restablecimiento del equilibrio de las doshas.
Continuará en nuestra próxima edición...

La Fundación Indra Devi ha habilitado un consultorio a cargo de la Dra. Paula A. Lifszyc (Médica Clínica) con orientación en: Nutrición, Sobrepeso y Ayurveda
Horario de Atención: Lunes y viernes de 17 a 20 hs. en sede Güemes 4527.
(Solicitar Turno al: 4774-1031)


ECOLOGIA NEWS - NOTICIAS PARA UN MUNDO MEJOR

Casas construídas con desechos reciclados

La idea de reciclar desechos orgánicos e inorgánicos para construir viviendas no es nueva, pero recién se ha puesto en práctica en los últimos años. Por el momento apenas existe una veintena de hogares de este tipo en el mundo entero; sin embargo, sus propietarios desean extender la iniciativa y ya están formando una especie de club para intercambiar entre ellos ideas de arquitectura ecológica. En Estados Unidos se especula con que en poco tiempo más la moda va a extenderse. Esas casas son modernas, cómodas y lujosas, pese a que están realizadas pura y exclusivamente con basura reciclada. Los constructores han utilizado desde sachets vacíos hasta latas de gaseosas, incluyendo materia orgánica que funciona como "cemento" en las paredes. Los resultados son realmente increíbles y sumamente auspiciosos.


UN CUENTO... PARA DISFRUTAR Y PENSAR

Los tres dones
"No deseéis, porque lo que se desea se obtiene y acarrea terrible esclavitud."

Cierta vez, un pobre hombre logró congraciarse con un dios que le ofreció tres dones, que pediría echando tres veces los dados.
El hombre volvió feliz a su casa y comunicó a su mujer la noticia de su dicha. Ella, llena de alegría, le dijo en seguida que echase los dados para pedir, primero, riquezas. El hombre repuso a esto: "Los dos tenemos la nariz pequeña y fea, por lo que la gente se ríe de nosotros; pidamos primero una hermosa nariz aguileña, pues la riqueza no puede quitarnos tal deformidad". Pero la mujer prefería obtener primero la riqueza y, tomándole la mano, contuvo la echada de los dados; él la retiró apresuradamente y en el mismo instante arrojó los dados exclamando: "¡Que tengamos bellas narices y nada más que narices!". El cuerpo se les cubrió, de inmediato, de muchas hermosas narices, pero les resultaba un estorbo tan grande que convinieron en echar los dados por segunda vez para pedir su eliminación. Así sucedió, mas, perdiendo sus propias narices, quedaron del todo desnarigados. De esa manera desperdiciaron dos dones y, completamente acongojados, no sabían qué hacer. No les quedaba más que un sólo don para pedir. Habiendo perdido sus propias narices quedaban peor que antes. Ni en sueños imaginaron ese trance. Deseaban tener una hermosa nariz, pero temían que se les interrogase acerca de semejante transformación y que los tomasen por dos grandes tontos, incapaces de remediarlo ni aún con la ayuda de las tres gracias. De manera que se pusieron de acuerdo y volvieron a echar los dados pidiendo nuevamente la misma fea y pequeña nariz de antes.


» volver al listado de Boletines