La importancia de las verduras en la dieta del otoño

No falta mucho para que empiece el otoño y las verduras pueden convertirse en valiosos aliados que nos ayuden a prevenir y contrarrestar las tan molestas enfermedades relacionadas con el frío: resfríos, tos y otras dolencias típicas de la época.
A la cabeza de la lista de las más importantes, aparece la vitamina C. De acuerdo con un informe realizado por profesionales de la Universidad de Río Cuarto, de Córdoba, en nuestra dieta no debe faltar esta vitamina, porque es ideal para activar nuestras defensas orgánicas y ayudar a prevenir las antes citadas dolencias. Entre las verduras que la contienen, la espinaca y la acelga son las más importantes. Además son ricas en fibra y aportan beta carotenos esenciales para la producción de antioxidantes. También hay que incluir en nuestra alimentación diaria al puerro que posee propiedades preventivas contra los gérmenes, bacterias y virus que producen distintas afecciones.
Tampoco debemos olvidarnos de consumir vitamina A que va a proteger nuestra piel del castigo que le produce el frío y a nuestras mucosas de afecciones respiratorias. Encontramos esta vitamina en la zanahoria y la calabaza entre otras verduras típicas de la estación.    
A la hora de preparar la comida, hay que evitar los lugares comunes y hacer gala de la imaginación, por ejemplo, sustituyendo la clásica tarta de acelga por croquetas, fáciles y rápidas, que pueden cocinarse al horno sin necesidad de recurrir a la fritura. Otra alternativa es el budín o cocinarla con crema.
Pocos relacionan a la espinaca con las ensaladas, pero, la verdad es que es muy rica cortándola cruda en juliana con el agregado de medio diente de ajo picado o con tiritas de queso parmesano.
El puerro ofrece muchas opciones distintas y prácticas, aquí si se puede decir que la tarta rellena de esta verdura con huevo y queso es un verdadero manjar.
La calabaza, también es una especie de comodín, desde el clásico puré a la posibilidad de hacerla al horno con  queso gratinado.
Y, una divertida opción vegetariana para un día de campo, es sustituir la clásica parrillada por una con variedad de verduras como papas, berenjenas, batatas, pimientos, zanahorias y lo que mande su buen gusto y paladar.