Patología

La enfermedad resulta del desequilibrio entre los tres dhatu, en sus acciones e interacciones mutuas. Este desequilibrio se traduce en perturbaciones, dosha, actividades desordenadas o supresiones de actividad; los siete dhatu secundarios que antes hemos enumerado se alteran y sobreviene la enfermedad. Caraka indica ochenta enfermedades que son producidas por el vata, cuarenta por el pitta y veinte por el kapha. Las causas son múltiples: influencias de las estaciones, del hábitat, del género de vida, de los alimentos, la voluntad divina, intervenciones demoníacas, etc. Caraka describe los síntomas de las enfermedades que proceden de vata: temblores, fatiga, dolor de los miembros, sabor astringente en la boca, sordera, etc.; de pitta: calor, inflamaciones, sudores, ulceraciones, mal olor; de kapha: tumores, decoloración de la piel, pesadez, fatiga, rigidez, entumecimiento. No obstante, las enfermedades toman diversas forman según la actividad de uno o de varios dosha; las enfermedades hereditarias proceden de la sangre o del esperma viciado.

Las enfermedades se dividen en tres categorías, según su grado de gravedad: curables, sadhya; con posibilidades de mejoría, yapya, e incurables, pratyakhyeya; siempre se hace referencia a esta división en la descripción de las enfermedades. Las enfermedades crónicas son consideradas como yapha, pero no pueden ser curadas y, de hecho, Caraka las considera como incurables. Distingue este autor igualmente las enfermedades fácilmente curables y aquéllas que presentan ciertas dificultades; en esta última categoría se clasifican los casos que reclaman la intervención de la cirugía, shastradisadhana.

El ayurveda admite que las enfermedades dependen de malas acciones y de culpas de vidas anteriores, karmaja; por lo tanto, sólo pueden ser curadas con penitencias, prayashcitta.

La clasificación más elemental de las enfermedades se basa en su localización, rogamarga: 1, las enfermedades externas, bahyaroga (enfermedades de la piel, hemorroides, tumores, etc.); 2, las enfermedades de los órganos internos (vómitos, diarreas, enfriamientos, fiebres, etc.); 3, las enfermedades de los órganos "medios" (consunción, hemiplejía, enfermedades del corazón, etc.). Igualmente se enumeran y estudian las enfermedades infantiles, los envenenamientos y las posesiones demoníacas.