Higiene y régimen

Los deberes diarios pertenecen, a su tiempo, a la religión y a la medicina, y las reglas indicadas en los tratados médicos corresponden, a menudo, a las normas ético-religiosas de los sutra de la Smriti. El ayurveda insiste en la estrecha relación existente entre el espíritu y los sentidos y acentúa más la disciplina mental y psíquica que el buen funcionamiento mecánico del cuerpo. El cumplimiento de los deberes de estado, la expansión psíquica de la personalidad, la alegría de las actitudes altruistas, el apaciguamiento mental que sigue a la meditación, etc., tienen sus efectos directos y profundos sobre el buen estado del cuerpo ísico. Los textos subrayan que la palabra "felicidad", sukha, se deriva de su, bueno, y de kha, los sentidos; consiste, pues, en el equilibrio de los sentidos, y esta felicidad se logra mediante el control de éstos, el desprendimiento y la disciplina de los deseos. Los "corpus" médicos hindúes son tanto tratados de moral humana como de medicina propiamente dicha.

Las prescripciones higiénicas son minuciosas: lavado diario de los dientes, cuidado de los ojos, higiene corporal, ejercicios ísicos, masajes y baños.

Los regímenes indicados verían según las seis estaciones del año hindú. Caraka aconseja un régimen alimentario y minuciosas indicaciones de higiene según los diferentes períodos del año y las comarcas donde se resida. Sushruta enumera las diferentes clases de clima y sus repercusiones sobre los habitantes, así como las precauciones que deberán tomar los recién llegados.