Cirugía

La cirugía ayurvédica es la más notable de la antigüedad. La cirugía mayor, shalya, comprendía la extracción de cuerpos extraños y las cauterizaciones; la cirugía menor, shalakya, se ocupaba de la otorrino-oftalmología. Sushruta concedía una gran importancia a la medicina quirúrgica.

Las operaciones quirúrgicas se dividen en ocho partes: excisión, incisión, escarificación, puntura, sondaje, extracción, drenaje y sutura.

La descripción de los instrumentos quirúrgicos, numerosos, variados y precisos, confirma el gran desarrollo que alcanzó la terapéutica quirúrgica del ayurveda hindú: aparatos, instrumentos punzantes y cortantes, quince clases de vendajes especiales, ungüentos, polvos, agua caliente y fría. Los textos indican los lugares peligrosos del cuerpo, marman, los vasos venosos y arteriales que hay que evitar. Se observa una asepsia rigurosa con el empleo de polvos, ungüentos y productos desinfectantes. Los "corpus" médicos tradicionales describen seis clases de instrumentos quirúrgicos, con un total de 101 instrumentos, cuya descripción resulta larga y minuciosa, según su empleo específico.

Describe Filliozat la sorprendente osadía de la cirugía mayor hindú y dice que "la operación más arriesgada es la de la sutura de las heridas intestinales. En principio, el procedimiento preconizado parece un tanto extraño; se hacen coincidir los labios de la herida para entonces hacerlos morder por grandes hormigas, cuyos cuerpos son cortados rápidamente y arrojados, en tanto que la cabeza queda unida a los bordes de la herida, asegurando la sutura. Lo extraño del procedimiento viene aclarado por el hecho de que las cabezas de las hormigas pueden ser toleradas en el abdomen, mientras que un hilo no reabsorbible no lo sería. Se ha comprobado un procedimiento idéntico fuera de la India, en la costa oriental de Africa".

Las cauterizaciones, kshara, son muy empleadas en casos de heridas infectadas y de úlceras que no pueden ser tratadas quirúrgicamente; las aplicaciones externas de cauterios forman parte de la terapéutica habitual en numerosas enfermedades. Los cauterios son casi siempre a base de potasa cáustica, mezclada con cenizas vegetales o con jugos animales que han permanecido largo tiempo en ebullición. Se escarifica y desinfecta la piel y se aplica el cauterio con una sonda, shalaka, hasta que la piel se torna completamente negra. A continuación se aplican ungüentos a base de miel y manteca para cicatrizar. En casos de tumores, ístulas, elefantiasis, ganglios, heridas infectadas, etc., se usa la cauterización con hierros al rojo vivo, de diversas formas, y también con líquidos en ebullición. A continuación se aplican ungüentos cicatrizantes. Señala Dutt que, incluso en la actualidad, los médicos de ayurveda prefieren tratar los abscesos por cauterización que con bisturí.

La sangría, siravyadha, es muy utilizada por el ayurveda. La forma más suave es la utilización de sanguijuelas, cuyas especies venenosas deben evitarse. Existen seis clases de sanguijuelas no peligrosas. Asimismo, se emplean ventosas hechas con el cuero de una vaca o con una calabaza, en las que se hace el vacío aspirando el aire. Se dan indicaciones, además, para el tratamiento de los enfermos antes y después de las sangrías, con el fin de evitar las infecciones y la anemia del paciente.

También conoce el ayurveda la operación de cálculos, la que se realiza por vía pernineal. Los textos describen la reconstrucción de la nariz por injerto, según un método todavía conocido actualmente en la cirugía moderna con el nombre de "método indio". En obstetricia, se indica la embriotomía del feto muerto. En oftalmología. La extracción de la catarata se efectuaba con una técnica minuciosamente reglada y descrita en el Ashtangahridayasamhita; la oftalmología del ayurveda es muy interesante, al igual que la otorrinología. La medicina hindú conoce veintiocho afecciones de oído, según Sushruta, y veinticinco según el Madhavanidana: la terapéutica consiste, habitualmente, en rellenar el oído con aceite que contenga diversas drogas medicinales. Asimismo, se emplean las fumigaciones, el lavado de nariz, etc.